Asamblea
[ 2 mayo, 2017 by cristinareyes 0 Comments ]

El silencio oficial sobre Venezuela

Ecuador es el único país de la región que no se ha pronunciado sobre la crisis.

El silencio de Ecuador, instantáneo generador de comunicados de Cancillería cuando de un aliado se trata, es un símbolo decidor. En diplomacia vale tanto lo que se dice como lo que se calla. Y ni el Gobierno nacional, cuya portavocía diplomática recae en el ministro de Exteriores Guillaume Long, ni la Asamblea Nacional han hecho un esfuerzo por sumarse a la inercia occidental.

Hay quienes creen que eso puede cambiar en mayo, con el relevo legislativo.

“No es digno de una democracia mantenerse al margen”, dijo Guillermo Celi, legislador electo por la alianza CREO-SUMA. “Lo que sucede es terrible en todos los niveles. Y el hecho de que la Cancillería ecuatoriana no se pronuncie sorprende”, asegura Celi, cabeza de lista de su organización, quien promete llevar el tema a la Asamblea próxima, ante la negativa de la saliente: “Instaremos al Gobierno a respaldar al pueblo venezolano, no a su gobierno”.

La socialcristiana Cristina Reyes, más tajante, degrada la postura nacional a calidad de “vergüenza internacional” y la califica de un respaldo “insensible con la crisis humanitaria que se vive en Venezuela”. Como cabeza de lista del PSC, Reyes considera que la nueva configuración puede ayudar a presionar por romper “el silencio cómplice del Gobierno ecuatoriano” pero considera que ese cambio debe venir de la mano de la postura pública del presidente electo Lenín Moreno, “si él no decide acabar con un compadrazgo ideológico que recoja el sentir de los ecuatorianos para condenar las violaciones a los derechos humanos, poco puede cambiar”.